Reiki

La palabra Reiki es una palabra japonesa que se refiere a la “energía universal”, a esa fuerza de donde surge la vida. Esta terapia proveniente de Japón, consiste en la colocación de las manos sobre el paciente en diferentes puntos específicos del cuerpo, para canalizar energía curativa.

El Reiki es un proceso de encuentro de la Energía Universal con la energía física de cada individuo, ha sido definido como una energía semejante a las ondas de radio, pudiéndose aplicar con eficacia, en contacto directo o a distancia. Es una energía inofensiva, sin efectos secundarios, es práctica, segura, eficiente y compatible con cualquier otro tipo de terapia.

Imposicion_de_manos_reiki_enmedio

El Reiki también penetra en el organismo a través de los siete chakras  (puntos energéticos) principales, localizados desde la base de la columna a la parte superior de la cabeza, y que la distribuyen a todo el organismo, reequilibrándolo.

En una sesión de Reiki, donde el receptor se encuentra acostado y vestido, el terapeuta  Reiki impone sus manos sobre el cuerpo del receptor sin implicar ninguna manipulación de masaje y deja fluir la energía. La cantidad de energía recibida por el paciente está determinada por el propio paciente, el terapeuta dirige la energía haciendo de intermediario entre éste y el universo que emana la energía de forma ilimitada.

Sus beneficios son múltiples y no tiene contraindicaciones y es recomendado para todas las personas de cualquier edad.

reiki_terapias_alternativas_enmedio